¿Cómo optimizar el mantenimiento del centro de datos?

Posteado el: por: CPS Latinoamérica

 

????????????????????????????????

Por: Antonio Bastardo

Consultor Preventa Grupo de Negocios de Hadware e Infraestructura Nivel I

 

 

En los últimos años, los centros de datos se han erigido como el núcleo principal del negocio para la mayoría de las empresas y organizaciones. Es importante que el servicio que allí se proporciona sea continuo para garantizar el éxito del negocio y evitar pérdidas considerables para las empresas. Según estudios de Uptime Institute entre el 25% y 35% de las  interrupciones en los centros de datos, es consecuencia de fallas en la infraestructura del hardware y entre 65 y 75% tienen su origen en errores humanos.

 

En nuestra  experiencia profesional, podemos citar por ejemplo, como  hemos visto casos en los cuales  se omitió la importancia del mantenimiento preventivo de un UPS, que tenía alrededor de  3 años  sin ser inspeccionado y por lo tanto no  se detectó que el  banco de baterías estaba dañado y la refrigeración no era adecuada.  El resultado fue que el banco de baterías se incendió dañando completamente el equipo.

 

Casos como el mencionado se pueden evitar  a través de un  servicio adecuado de mantenimiento que nos da garantía de disponibilidad de la infraestructura sin interrupciones en su funcionamiento.  Para poder asegurar la continuidad operativa del centro de datos, es necesario tener en cuenta y planificar actividades de mantenimiento desde la misma fase del diseño. Es importante trazar la estructura del mantenimiento incluyendo los componentes de conservación, confiabilidad, mantenibilidad y un plan que fortalezca la capacidad de gestión de cada uno de los diversos estratos organizativos y empleado,  sin importar su localización geográfica, ubicando las responsabilidades para asegurar el cumplimiento

 

¿Qué tipo de mantenimiento requiere el Centro de Datos y con qué frecuencia?

El mantenimiento preventivo garantiza la operatividad y fiabilidad de los sistemas, y permite detectar las fallas que se produzcan en la infraestructura para evitar consecuencias. Este servicio  incluye  revisiones periódicas  que  controlan el correcto funcionamiento de los equipos, dando pie a recomendaciones. Una de ellas es la predictiva, en la que se informa al cliente del tiempo de vida con que cuentan los equipos para tomar precauciones.

En el caso de la segunda recomendación, que es la proactiva,  la información proporcionada tiene el fin de actualizar al cliente en cuanto a las ventajas que ofrecen los nuevos equipos o complementar  los actuales con el fin de realizar mejoras. Entre estas mejoras están el ahorro y un máximo beneficio de la infraestructura instalada.

 

El esquema de mantenimiento del centro de datos dependerá de qué tan crítico e importante es para la compañía, existe tres tipo de criticidad; Baja, Media y Alta. La criticidad baja es aquella que al momento de haber un corte de energía no influye directamente con la operatividad del negocio de la empresa y no genera  pérdidas monetarias. Cuando la criticidad es baja, generalmente se realizan una (1) visita de mantenimiento anual para todo los equipos que conforma el centro de datos.

 

En la criticidad Media, un corte de energía o una interrupción en el centro de datos, produce una pérdida considerable de dinero para la empresa pero no influye con la operatividad del negocio. En este tipo de criticidad se realizan dos (2) visitas anuales de mantenimiento para todos los equipos.

 

En la Criticidad Alta, una caída en los servicios del Centro de Datos, la operatividad del negocio se ve afectada y se produciría grandes pérdidas monetarias para la empresa, como por ejemplo un banco o una compañía financiera. En este tipo de criticidad se realizan visita de tres a cuatro visitas anuales para los equipos, con rutinas de mantenimiento mayor y menor según sea el caso.  Esta frecuencia dependerá del entorno físico, es decir, si la infraestructura se encuentra en un ambiente hostil, sometido a altas temperaturas, con polvo, contaminante o vibración.

 

Cómo afectan  los cortes eléctricos al centro de datos

En un momento en el que los cortes eléctricos van en aumento y miles de millones de dólares están en juego, los administradores de los  data centers deben tener más motivación que nunca a la hora de diseñar un plan de emergencias que minimice el daño de las interrupciones eléctricas más significativas. Un pequeño corte puede suponer un gran problema. Es necesario contar con un plan de emergencia que cubra todos los elementos básicos a fin de garantizar que la instalación esté preparada y protegida contra el peor impacto que puedan tener las interrupciones eléctricas.

 

 Otro factor considerable que pueda afectar el funcionamiento del centro de datos, es una mala gestión o monitoreo ambiental. Las metodologías tradicionales para el monitoreo del entorno del centro de datos ya no son suficientes. Dado que las tecnologías como los servidores Blade aumentan las demandas de enfriamiento y elevan los requisitos para seguridad de datos, el entorno físico del centro de datos debe ser controlado más cuidadosamente. Aunque existen protocolos que se comprenden con claridad para el monitoreo de dispositivos físicos como sistemas UPS, unidades de aire acondicionado para salas de cómputo y sistemas de apagado de incendios, existe un tipo de puntos de monitoreo distribuidos que suele pasarse por alto.

 

 Además es importante que los mantenimientos sean realizados por  personal experto de empresas certificadas directamente con el fabricante del centro de datos, ya que esto garantiza que durante cada visita de mantenimiento preventivo, los especialistas de campo certificados ejecutarán pruebas para verificar que su sistema funcione correctamente en todos los modos de operación, a fin de evitar problemas antes de que ocurran, además que la unidad opere con la versión más reciente de firmware.

Share Button

Deja un comentario